PROPÓSITOS DE LA MUERTE DE CRISTO

En estos días que recordamos la muerte de Cristo, es una gran oportunidad para conocer, cuáles fueron los propósitos por los cuales Jesús estuvo dispuesto a morir por cada uno de nosotros.  Muchas veces nos sentimos vacíos porque no tenemos propósitos más allá de lo material y superficial, se nos olvida que todos tenemos un propósito espiritual que cumplir, no es para unos pocos, todos hemos sido llamados a creer y vivir en unión con Dios.

¡Qué mejor manera de aprovechar el tiempo, en estos tiempos difíciles, que meditar y reflexionar en nuestra vida espiritual!

CRISTO MURIÓ PARA SALVARNOS

Romanos 5:6-8 (Versión NVI)  a la verdad, como éramos incapaces de salvarnos en el tiempo señalado, Cristo murió por los malvados. difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.

Nos gusta pensar que somos buenos, pero la verdad es todos sin excepción, somos malvadosnuestra naturaleza humana nos inclina al mal y no podemos hacer nada para ganar la salvación, por mucho que hagamos buenas obras y nos esforcemos, no podemos salvarnos, de hecho merecemos el justo pago por nuestras maldades, por eso necesitamos un Salvador y ese es Cristo. Él nos salvó sin que hiciéramos nada para merecerlo y esa es la muestra más grande del amor de Dios hacia nuestras vidas.

CRISTO MURIÓ PARA DARNOS VIDA ETERNA

 Romanos 6:23 (Versión NVI) Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.

Era necesario un sacrificio perfecto que tomara nuestro lugar y pagara nuestra deuda. Cristo nos salvó de una muerte segura y no hablamos de la muerte natural, a la que todos estamos destinados, sino la muerte espiritual, estar alejados de Dios eternamente. No sólo Cristo tomó nuestro lugar, sino ahora tenemos la oportunidad y la esperanza de la vida eterna, donde estaremos unidos a Dios en un lugar como lo describe Apocalipsis 21:4 , “Él les enjugará toda lágrimas de los ojos, ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento, ni dolor”.

CRISTO MURIÓ PARA SER NUESTRO SEÑOR

Romanos 14:8-9 (Versión NVI) 8 Si vivimos, para el Señor vivimos; y, si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos o que muramos, del Señor somos.Para esto mismo murió Cristo y volvió a vivir, para ser Señor tanto de los que han muerto como de los que aún viven.

Cristo murió para que tuviéramos esperanza también en esta vida. Cristo quiere gobernar nuestra vidas hoy, cada día, Él quiere transformarnos, que al conocerlo, resucitemos en una vida nueva. Si Cristo es nuestro Señor, lo honraremos, seguiremos sus enseñanzas y esto dará como resultado una vida diferente, una vida que agrada a Dios.

CRISTO MURIÓ PARA QUE TUVIÉRAMOS UNA RELACIÓN CON DIOS

1 Pedro 3:18  (Versión NVI) 18 Porque Cristo murió por los pecados una vez por todas, el justo por los injustos, a fin de llevarlos a ustedes a Dios. Él sufrió la muerte en su cuerpo, pero el Espíritu hizo que volviera a la vida.

Cristo al morir en la cruz, se convirtió en un puente, para llevarnos a Dios, para que pudiéramos tener una relación Padre-hijo (a). Era imposible tener esta relación sin el sacrificio de Jesús, porque como dice Isaías 59:2 “Pero las maldades cometidas por ustedes han levantado una barrera entre ustedes y Dios”. ¡Cuánta gratitud debe haber en nuestro corazón, porque Cristo derrumbó esa barrera!

CRISTO MURIÓ PARA QUE VIVAMOS CONFIADOS EN ÉL

Romanos 8:33-35 (Versión NVI) 33 ¿Quién acusará a los que Dios ha escogido? Dios es el que justifica. 34 ¿Quién condenará? Cristo Jesús es el que murió, e incluso resucitó, y está a la derecha de Dios e intercede por nosotros. 35 ¿Quién nos apartará del amor de Cristo? ¿La tribulación, o la angustia, la persecución, el hambre, la indigencia, el peligro, o la violencia?

Cristo murió para interceder por nosotros cuánta confianza y paz podemos tener cuando entendemos que Cristo nos defiende, nos protege, nos cuida. Cuando estamos conscientes de esto, nada puede separarnos de su amor.

CRISTO MURIÓ PARA QUE FUÉRAMOS PERDONADOS

Lucas 24:45-47 (Versión DHH) 45 Entonces hizo que entendieran las Escrituras, 46 y les dijo—Está escrito que el Mesías tenía que morir, y resucitar al tercer día, 47 y que en su nombre se anunciará a todas las naciones que se vuelvan a Dios, para que él les perdone sus pecados. Comenzando desde Jerusalén.

Cristo murió para que Dios nos perdonara, fue el plan perfecto y amoroso de Dios. ¿Por qué dudamos que Dios puede y quiere perdonarnos? Dios no escatimó nada con tal de perdonarnos. Esta bondad debe llevarnos al arrepentimiento y así recibir su perdón.

CRISTO MURIÓ PARA QUE FUÉRAMOS MENSAJEROS

2 Corintios 5:17-19 (Versión NVI) 17 Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! 18 Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación: 19 esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación.

Cristo, al morir en la cruz, nos reconcilió con Él, nos convirtió en nuevas personas, para que podamos ser mensajeros de la reconciliación. No es posible vivir esta transformación y no anunciar a otros este poderoso mensaje, sabiendo que puede llevar a las personas a reconciliarse con Dios.

CRISTO MURIÓ PARA QUE TUVIÉRAMOS FÉ

Juan 20:27-29 27 (Versión NVI)  Luego le dijo a Tomás:—Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Acerca tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino hombre de fe.28 —¡Señor mío y Dios mío! —exclamó Tomás.29 —Porque me has visto, has creído —le dijo Jesús—dichosos los que no han visto y sin embargo creen.

Cristo murió para que creamos, porque la vida espiritual se vive por fé. Cuando creemos en la muerte de Cristo y sus propósitos, nos convertimos en hombres y mujeres de Fé. ¡Qué dichosos nosotros, que podemos creer sin haber visto!

Es mi oración, que si reflexionas sobre éstos propósitos y los crees con todo tu corazón, sea para ti, el inicio de un caminar espiritual que te transformará.

2 comentarios en “PROPÓSITOS DE LA MUERTE DE CRISTO

Responder a Blanca Llaguno Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s