¿POR QUÉ VOY A ANGUSTIARME?

Estamos tan familiarizados con la angustia y preocupación, como el comer o respirar de cada día. Es un sentimiento constante, quizá en diferente intensidad, dependiendo que lo provoque. A veces lo justificamos pensando que si no nos preocupa, es señal que no nos importa o también que la preocupación nos impulsa a actuar y en cierto grado es verdad, pero si vivimos en constante preocupación y angustia, nos consume, nos enferma, nos paraliza y lo peor, no resolvemos nada.

SALMOS 42 Cual ciervo jadeante en busca del agua,  así te busca, oh Dios, todo mi ser.Tengo sed de Dios, del Dios de la vida. ¿Cuándo podré presentarme ante Dios?  Mis lágrimas son mi pan de día y de noche, mientras me echan en cara a todas horas:   «¿Dónde está tu Dios?»Recuerdo esto y me deshago en llanto: yo solía ir con la multitud,  y la conducía a la casa de Dios.Entre voces de alegría y acciones de gracias  hacíamos gran celebración.¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar?En Dios pondré mi esperanza  y todavía lo alabaré.   ¡Él es mi Salvador y mi Dios!Me siento sumamente angustiado; por eso, mi Dios, pienso en ti desde la tierra del Jordán,  desde las alturas del Hermón, desde el monte Mizar.Un abismo llama a otro abismo en el rugir de tus cascadas; todas tus ondas y tus olas se han precipitado sobre mí.Esta es la oración al Dios de mi vida: que de día el Señor mande su amor y de noche su canto me acompañe. Y le digo a Dios, a mi Roca:  «¿Por qué me has olvidado? ¿Por qué debo andar de luto  y oprimido por el enemigo?» 10 Mortal agonía me penetra hasta los huesos ante la burla de mis adversarios,mientras me echan en cara a todas horas:  «¿Dónde está tu Dios?»11 ¿Por qué voy a inquietarme?¿Por qué me voy a angustiar?En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré.  ¡Él es mi Salvador y mi Dios!

El salmista describe los efectos devastadores de la angustia, expresa el mar de emociones que viene al corazón, pero lo más importante y mi reflexión al leer este salmo, es que podemos combatir la angustia y preocupación. ¿Cómo?

Acudiendo a Dios en oración, alabándole en las buenas y en las malas, expresándole nuestros sentimientos y emociones con sinceridad, incluso si sentimos que Dios nos ha abandonado, como el mismo salmista también lo expresa. Necesitamos hacer que nuestra mente piense más en Dios, que en nuestra angustia, cuando hacemos eso y recordamos quién es Dios y sus promesas, concluiremos cómo el salmista que preocuparme y angustiarme no tiene sentido, si estoy poniendo toda mi esperanza en Dios.

El nuevo testamento nos recuerda que no es en vano confiar en Dios.

Romanos 10:11. Así dice la Escritura: «Todo el que confíe en él no será jamás defraudado».

1 Pedro 2:6. Así dice la Escritura: «Miren que pongo en Sión una piedra principal escogida y preciosa, y el que confíe en ella no será jamás defraudado».

Habiendo tantas razones humanas para angustiarnos, Dios nos da una poderosa razón, para no hacerlo : DIOS NO DEFRAUDA Al QUE CONFIA EN Él.

Dios no defrauda al que pone toda su esperanza en Él, pero eso significa, que dejo la angustia y la preocupación y lo sustituyó con fe y esperanza. Cuando hacemos esto, realmente es cuando estamos preparados para tomar acción, en lo que esté de nuestra parte hacer para resolver la situación o bien, para tener aceptación si no podemos hacer algo al respecto. Dios nos fortalecerá y nos guiará para hacer lo mejor.

Por qué voy a inquietarme?¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré.  ¡Él es mi Salvador y mi Dios!

AMÉN

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s